¡ADIÓS 2016!: Mi tardía despedida

2.03.2017

¡Hola a todos! Meses sin escribir y me he llevado días entrando a Blogger sin saber cómo empezar esta entrada. Primero, en qué he estado, por qué dejé de escribir. La razón es sencilla, era mi último semestre en la Universidad y quería sacar una buena tesis, que con orgullo puedo decir que me fue excelente, salí con la nota máxima y mi proyecto lo pueden descargar en Play Store, lo encuentran como #ViveCrueltyFree, y muy pronto estará en App Store! Así que cumplí con mi más grande meta del 2016. 

Qué les puedo contar. Un pequeño resumen de lo que fue el año. Partió pésimo tras la pérdida de 5 gatitos recién nacidos que llegaron a mi. Pero este evento me motivó a seguir luchando como sea por los animales y no quedarme de brazos cruzados. Y caído del cielo, unos días después me llegó la invitación para ser parte de Te Protejo. Ya cumplí un año en el equipo y puedo decir que ha mejorado mucho mi vida, se me han dado nuevas oportunidades en el ámbito de diseño e ilustración que nunca pensé posibles tan luego. El tote bag que ven en la foto de arriba es parte del merchandising que hice para Te Protejo, bolso que se agotó rápidamente y mucha gente me ha dicho que se quedó con las ganas de tenerlo #mindblow. 

Me tocó viajar un par de veces a la capital. Además de tener mi primer trabajo audiovisual en Santiago, conocí gente maravillosa en persona, como el equipo de Te Protejo, a la Pakita, a la Guapa Natural, a la Gabrielamática y me junté varias veces con mis amigas que conocí por Youtube. 

El año pasado cumplí 24 años y mi Jon 3 años. Conocí a los creadores de Historia de un Oso, ilustradores latinoamericanos, me saqué una foto con el baterista de La Ley y pude hablar unos segundos con él (el grupo me gusta desde chica). Y cuando pensé que la familia peluda no podía crecer más, decidimos adoptar al Chappie, el gato más especial/extraño que he conocido. 

No todo fue color rosa, obvio, de alguna forma se mantiene el equilibrio. Decepciones dentro de mi círculo de amistad y compañeros, dificultades amorosas y muchas, muchas enfermedades dentro de mi familia. Terminando el año, el Gordo, mi gato, cayó enfermo por segunda vez en el año a la par con mi mamá, por lo que tuvimos una situación complicada como familia. Pero a consecuencia de eso, estamos mucho más unidos, somos una familia pequeña, por lo que el apoyo y cariño es lo más importante. Pero como siempre, las malas experiencias te forman como persona y te hacen más fuerte para cualquier cosa que pueda venir. 

Este año no quiero fijar metas como en el 2016, nunca me organizo, mi agenda quedó botada a mitad del año, realmente eso no va conmigo. Basta con anotar en mi celular qué tengo que hacer en el día y listo. Y pensar en que tengo que lograr algo este año me estresa hahaha Lo único que quiero lograr es seguir en lo mío, seguir trabajando en lo que amo y seguir tratando de ayudar en lo que más pueda a los animales y a las personas que quieran seguir un estilo de vida Cruelty Free. 

Lo único que me queda decir es gracias, a todos quienes aún me siguen, leen este blog, se dan una vuelta por el canal, me dejan preguntas o mensajes y a todos quienes me apoyaron en mi última etapa en la Universidad. Y si tu, lector, no lo estás pasando bien, sientes que ya no das más, todo va a mejorar, todo va a traer recompensa. También mis buenas energías van para la gente del sur, que todo esto signifique que se vendrán mejores tiempos... 

¡Y bienvenido, finalmente, 2017 a mi blog!

Publicar un comentario